Main menu

banner3

Compost y lombrices en la escuela

Los residuos sólidos orgánicos generados en la escuela como producto de las actividades diarias (refrigerios / uso de cocina y comedor / reuniones) son manejados mediante el establecimiento de una “wormfarm” o granja de lombrices, generando beneficios económicos y medio ambientales, haciendo posible además, el uso de esta como una herramienta educativa y un soporte de contacto directo con la naturaleza para los niños y niñas de la escuela. 

Dentro del desarrollo de programas de Educación Ambiental, un punto muy importante es el relacionado al manejo de residuos sólidos orgánicos, y dentro de este la necesidad de segregación y reutilización de los materiales que lo permitan. Un adecuado manejo de los residuos generará una gran cantidad de beneficios no solo para la comunidad sino también para el medio ambiente. Los residuos sólidos orgánicos en la ciudad representan aproximadamente el 50% de los desperdicios diarios producidos. Terminan su ciclo como desechos, generando contaminación y vulnerando la salud de las poblaciones, sin embargo existen variadas opciones para su manejo, las cuales son amplias (pero lamentablemente no gozan de mayor popularidad en nuestro medio), y representan verdaderas alternativas para la generación de beneficios ambientales y productos de directa utilización como son los abonos orgánicos.

El proyecto plantea la instalación de una granja de lombrices como plataforma de aprendizaje, incluyendo en el proceso además de las actividades de cría y manejo de las lombrices, otras de control y monitoreo realizadas en directa coordinación con los involucrados, siendo los niños los principales participes de la experiencia. El proyecto alcanza además temas relacionados a alimentación responsable, consumo de alimentos orgánicos y la reutilización de los desechos generados de los alimentos.

Se entrega capacitación a maestros y personal de la escuela sobre cría, manejo y mantenimiento de la granja de lombrices así como recursos educativos para un mayor involucramiento y mejor desarrollo de las actividades, ofrece además sesiones de trabajo con los mismos niños (sobre todo de instalación y establecimiento) y charlas informativas a padres y familiares.


Nido “La Casa Amarilla” – Jesús María